Sin embargo, los excesos de humedad que persisten en gran parte del país ponen en riesgo la expansión de la oleaginosa.

   Durante la última semana la siembra de girasol se concentró en el centro del área agrícola, con un avance intersemanal de 0,2 puntos porcentuales. A la fecha, está sembrado el 36,5 % de las 1.800.000 hectáreas proyectadas para la campaña en curso, cifra que reflejaría un crecimiento del 5,9 % en comparación al ciclo previo (Superficie Girasol 2016/17: 1,7 M has), de acuerdo al relevamiento del Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

   El área implantada alcanzó las 657.000 hectáreas, con mayores progresos en el centro y norte de Córdoba, sur de Santa Fe y en el centro y este de Entre Ríos.

   Por otra parte, de acuerdo al reporte del PAS, la buena humedad que se mantiene sobre las regiones del centro del área agrícola permitió comenzar con las primeras siembras en el sur de Córdoba y Santa Fe, mientras que las labores de implantación también avanzan a paso más lento sobre el norte de Córdoba y centro de Entre Ríos.

   “En el centro y oeste de Buenos Aires la siembra se encuentra próxima a comenzar y gran parte de la región presenta excesos hídricos que podrían complicar el comienzo de la campaña girasolera. En función de cómo evolucionen las condiciones climáticas en las próximas semanas, la incorporación de los primeros lotes podría demorarse y provocar una disminución en la intención de siembra con girasol para la región”, advirtió el PAS.

   Algo similar ocurre sobre los núcleos girasoleros del sur bonaerense, donde si bien la siembra comenzaría a mediados de octubre, aún se mantienen excesos de humedad en los lotes que serían destinados a la oleaginosa que impactarían sobre la proyección nacional, señaló el informe de la BCBA.

Fuente: InfoCampo

0
0
0
s2sdefault