“Gitano”, el toro dos años mayor Holando Argentino del establecimiento de Carlos Tibaldi, fue distinguido en la Muestra Internacional de Lechería en Morteros. También fueron premiados una Vaquillona y sus presentadores juveniles.

   Octubre será un mes inolvidable para los propietarios de la Cabaña “Don Adolfo” de la ciudad de Sastre y Ortiz. El establecimiento, que conduce Carlos Alberto Tibaldi y su familia, logró la cucarda de Gran Campeón Macho Holstein. La destacada distinción fue obtenida en la tradicional exposición de la 12° Muestra Internacional de Lechería, que se desarrolló a mediados del mes pasado en la Sociedad Rural de Morteros.

   "Gitano”, el reproductor dos años mayor, fue premiado entre 90 animales con el título de mejor toro show Holando Argentino del país, por el prestigioso jurado norteamericano, Adam Liddle, de New York. El toro llegaba con grandes chances de lograr el título más deseado, al salir Reservado Gran Campeón en la 21° Fiesta Nacional de la Cosechadora de San Vicente (FiNaCo) y ganar su categoría “Dos años Menor” y terminar como el segundo mejor toro en la 85º Exposición Agropecuaria, Industrial y Comercial de San Francisco.

   Tibaldi, quien se inició en la actividad 1984 y volvió a competir en 2011 después de 13 años, se mostró orgullo por los premios obtenidos en tan prestigiosa muestra y con semejante jurado. “Fue una satisfacción muy grande. Estos premios te dan prestigio y es un incentivo, revalidando todo el trabajo diario que se viene haciendo en la cabaña desde hace años con las mejores líneas genéticas del mundo”, le contó a InfoSastre, el hijo de “Beto” Tibaldi, Juan Cruz, quien junto a sus hermanos se encargan de todas las tareas de la Cabaña.

   El animal de poco más de 2 años y medios, es hijo de: Gillette Windbrook, toro de procedencia canadiense y obtenido por transferencia embrionaria sobre una vaca Alexander. En Cabaña “Don Adolfo”, se encuentran a la espera de la salida de las nóminas con los resultados de todo el año, ya que “Gitano” es un firme candidato a consagrarse en el Campeonato Argentino 2017 debido a sus muy buenas actuaciones en las exposiciones que compitió a lo largo del país.

   Pero éste no fue el único galardón de “Don Adolfo” en la exposición cordobesa, considerada la más importantes a nivel nacional. Es que otro de los animales de la Cabaña (en sociedad con La Margarita S.R.L. de Adrián Benegas) ganó su categoría como vaquillona Menor RC (Registro de Cría) y obtuvo la conquista de ser “Reservada Hembra Junior”, es decir la segunda mejor hembra no parida RC de la MIL.

   Uno de los gemelos Tibaldi, es Ingeniero Agrónomo y a la vez tiene a su cargo la preparación y presentación de los animales, tarea que comparte apasionadamente con sus hermanos Juan Alfonso (Ingeniero Agrimensor), Juan Manuel (Kinesiólogo) y Juan Francisco (Diseñador Industrial). Sin embargo, desde Don Adolfo sostienen que lo mejor está por venir, muestra de eso es que Jakeline Ayala y Simón Benegas se encuentran rankeados entre los mejores presentadores juveniles (menores de 13 años) de la República Argentina.

                        

   Actualmente, el establecimiento cuenta con un total de entre 40 y 50 madres puras Holando Argentino de pedrigree, producto de la utilización de inseminación artificial, con semen proveniente de Canadá y Estados Unidos y de transferencia embrionaria obtenida por la utilización de las mejores líneas maternas de familias argentinas con los padres genómicos top del mundo.

   “A partir de esas crías vamos evolucionando genéticamente en nuestro rodeo. Seleccionamos las mejores madres de pedigree de la cabaña, a las mismas se las hace súperovular y se inseminan. Luego se colectan los embriones y se implantan en vaquillonas comerciales, obteniendo varias crías de alto nivel genético. Todo esto con la asistencia de laboratorios dispuestos para tal fin”, expresó Juan Cruz.

   La familia Tibaldi fue históricamente productora de leche, actividad que viene desarrollando desde hace varias generaciones. “Siempre históricamente apostamos a la lechería pasando por momentos muy críticos. El sector hoy está en una recuperación en cuanto a precios, pero con muchísimos inconvenientes principalmente en infraestructura y producción de pasturas, sobre todo generados por las inundaciones acontecidas en los últimos años que castigaron mucho al sector”, explicó el ingeniero agrónomo. 

   Y agregó: “como establecimiento siempre apostamos a una integración de todas las actividades entre la lechería, la agricultura y la cabaña, en pos de perdurar en el tiempo y que las crisis sean lo menos traumáticas, tratando de ser lo más sustentable posible”.

   En cuanto a los objetivos de la cabaña trazados para el futuro, Juan Cruz aseguró que “el desafío siempre es superarnos y seguir aprendiendo”. “Todavía hay mucho para mejorar porque la genética es algo que no tiene techo. Siempre aparecen líneas superadoras y aún estamos muy lejos del progreso genético de las potencias como lo son EEUU o Canadá”, confió.

   Por último, Tibaldi insistió en que continuarán apostando a la producción de reproductores para abastecer a los establecimientos lecheros de la región y, por otro lado, seguir en la búsqueda con genética de las vacas “más lindas, sanas, longevas, en fin, más productivas”.

                         

0
0
0
s2sdefault