En el 2003 nacieron 400 bebés de madres menores de 15 años en la provincia. En el 2016, la cantidad bajó a 239, según cifras de la Dirección Provincial por la Salud de la Niñez y Adolescencia.

   La cantidad de embarazos adolescentes retrocede en Santa Fe. En el 2003 nacieron 400 niños de madres menores de 15 años (0,8 % del total de nacimientos vivos) y en el 2016 esa cifra se redujo a 239 bebés (0,4 %). Son datos oficiales, de la Dirección Provincial por la Salud de la Niñez y Adolescencia. Esta semana, además, el Ministerio de Salud santafesino comenzó a distribuir una partida de 36.000 anticonceptivos inyectables en los centros de salud y hospitales (en total se compraron 78.000 unidades).

   Las cifras de embarazos adolescentes cayeron, sobre todo a partir de 2010, en el norte de la provincia, en la Costa y en el Gran Santa Fe y Gran Rosario; las zonas que concentraban la mayor cantidad de casos. “La reducción de los casos es significativa, pero lo ideal sería que no nazca un solo chico de una adolescente menor de 15 años”, reconoció Alberto Simeoni, a cargo de la Dirección Provincial por la Salud de la Niñez y Adolescencia, en una entrevista con este medio.

   Los médicos del sistema de salud público santafesino hoy cuentan con más alternativas para enfrentar este tema en los hospitales y centros de salud. Desde hace dos años están disponibles los implantes subdérmicos como método anticonceptivo -las pacientes los conocen como “chips”-. “Se colocan debajo de la piel del brazo, son efectivos y tienen una duración de tres años. Es como una varillita chiquita, que tiene la longitud de un pequeño fósforo”, contó Simeoni.

   Forman parte del grupo de los anticonceptivos de larga duración -también los inyectables- y tienen la gran ventaja de que por tres años evitan un embarazo no deseado en una adolescente y también en una mujer que acaba de ser madre y está en pleno posparto. “Así puede esperar tres años para proyectar un nuevo embarazo, con menores riesgos”, explicó el funcionario.

Los “chips”

   Este método tiene una adherencia importante entre las adolescentes, que lo prefieren a los dispositivos intrauterinos, más “invasivos” en relación con lo genital. En los últimos dos años se colocaron 3.000 “chips” en Santa Fe, en el marco del sistema de salud público. 

   Como en muchos casos, los solicitan las adolescentes o sus madres. Hay que tener en cuenta que no están disponibles en todos los centros de salud -porque requieren que se realice una capacitación clínica para colocarlos- pero sí en los servicios de los principales hospitales, aclaró el funcionario.

   Los anticonceptivos inyectables tienen un efecto mensual -éstos son los que se compraron- o semestral. “También son una buena herramienta porque las adolescentes y jóvenes a veces se olvidan de tomar los anticonceptivos orales, que así pierden efectividad”, advirtió Simeoni.

   A estas posibilidades se suman los dispositivos intrauterinos, los anticonceptivos orales y los preservativos, que son esenciales para prevenir los casos de sífilis -que están creciendo- y VIH, entre otras patologías sexuales (ver “Preocupa el aumento de las enfermedades sexuales”).

Preocupa el aumento de las enfermedades sexuales

   En los hospitales y centros de salud se viene detectando un aumento de las infecciones sexuales entre los adolescentes y los jóvenes. “Sobre todo preocupa la aparición de casos de sífilis, una vieja enfermedad que se había replegado. Se están dando no sólo en Santa Fe sino en todo el país”, advirtió Alberto Simeoni, a cargo de la Dirección Provincial por la Salud de la Niñez y Adolescencia.

   Por eso, además de los métodos anticonceptivos de larga duración, se realizan campañas para concientizar sobre la necesidad de utilizar preservativos en las relaciones sexuales, como una “barrera” efectiva para prevenir estas enfermedades y también la transmisión de VIH.

   “Esta es la campaña más grande que hay que hacer y tiene que ver con la educación. Se implementaron juegos y otras actividades para concientizar a los adolescentes sobre los riesgos, cuando no se utiliza preservativo”, contó el funcionario.

Fuente: El Litoral.com

0
0
0
s2sdefault