Los rosarinos Marcelo Herrera y Pablo Ramallo Oliva fueron los vencedores. Equipos de parrilleros de todas las provincias compitieron por ser los mejores cocineros del corte preferido de los argentinos.

   El equipo de parrilleros que representó a la provincia de Santa Fe ganó este domingo la segunda edición del Campeonato Federal de Asado, que se realizó en la 9 de Julio, y al que asistieron unas 350 mil personas, según cálculos del gobierno de la ciudad.

   El equipo conformado por Marcelo Herrera, como parrillero, y Pablo Ramallo Oliva, como asistente, resultó ganador, al ser el más aceptado por los jueces, entre los 24 grupos que representaron a las provincias y a la Capital Federal.

   De esta forma, los santafesinos sucedieron a los mendocinos que el año pasado habían sido consagrados como los mejores asadores.

   La segunda edición del Campeonato Federal de Asado se llevó a cabo en las instalaciones montadas en la avenida 9 de Julio, que incluyeron lo que los organizadores llamaron "Estadio del asador" que fue ubicado en la Plaza de la República, junto al Obelisco.

   Los 24 equipos que participaron de la competencia fueron seleccionados a través del gremio Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina.

   El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, recorrió las parrillas y destacó la intención de su administración de impulsar a Buenos Aires como "capital gastronómica" de la región.

   "Estamos trabajando para que Buenos Aires sea capital gastronómica de Latinoamérica y del mundo. La gastronomía da mucho trabajo y tenemos cocineros y chefs de primer nivel internacional, por eso queremos que la gente venga a disfrutarlos", manifestó.

   "Esto promueve el turismo, y eso es trabajo para mucha gente. Por eso estamos tan contentos de la fiesta de hoy", sostuvo Rodríguez Larreta.

   Los rosarinos que representaron a la provincia de Santa Fe se llevaron los trofeos y el título de "Mejor Asador".

   Los participantes tuvieron que cocinar tres cortes de carne vacuna predefinidos: vacío, asado de tira ancha y colita de cuadril, además de choripán. Los asadores dispusieron de 11 condimentos: jugo de limón, aceite neutro, ajo fresco, orégano, ají molido, pimentón, laurel, comino, sal, nuez moscada y pimienta, y también de pan.

   Estos productos fueron entregados por los organizadores, en tanto que cada asador tuvo que llevar sus propias herramientas de trabajo para parrilla y elegir entre carbón o leña como combustible.

   El jurado lo integraron representantes de parrillas destacadas, críticos gastronómicos, integrantes de organizaciones afines a la gastronomía, un representante institucional y una pareja de vecinos porteños.

   Los jueces evaluaron la presentación, el sabor y el punto de cocción, a través de una puntuación de 1 a 5, precisó el gobierno de la ciudad, mediante un comunicado.

Fuente: InfoBae

0
0
0
s2sdefault