El gobierno nacional dispuso que las distribuidoras permitan cancelar el consumo de julio y agosto en partes. La medida apunta a “aliviar el bolsillo” de quienes no se habituaron al nuevo cuadro tarifario y es solo para la boleta de invierno.

   A través del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), el gobierno nacional habilitó a las distribuidoras de todo el país a cobrar la factura de invierno en cuatro cuotas sin interés. Por la temporada, se trata del bimestre de mayor consumo. La medida apunta a “aliviar el bolsillo” de quienes no se habituaron al nuevo cuadro tarifario que entró en vigencia en abril. No incluye a los beneficiarios de la tarifa social. 

   Según informó Télam, el Gobierno nacional dispuso que las distribuidoras de gas de todo el país, incluida Litoral Gas, deberán emitir a partir de este viernes las facturas por los consumos de los usuarios residenciales correspondientes a julio y agosto con la alternativa de pago en cuatro cuotas mensuales consecutivas y sin interés. La medida fue oficializada en el Boletín Oficial.

   Es decir, que los consumos residenciales del bimestre se podrán pagar durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre en cuotas de similar importe y sin intereses. En la práctica, para las empresas, se tratará de una nota de crédito por el 50 por ciento de la facturación que las distribuidoras no podrán cobrar en los meses de septiembre y octubre y que deberán diferir para los últimos dos meses del año.

   Fuentes oficiales explicaron a Télam, que la intención oficial es "aliviar el bolsillo de quienes aún no acostumbraron su consumo al nuevo esquema tarifario" vigente desde el 1 de abril, producto del proceso de audiencia pública que readecuó el precio del gas a boca de pozo, su transporte y su distribución.

   Si bien la nota del Enargas está dirigida a las empresas, el Gobierno dispuso que se publique en el Boletín Oficial un “aviso a usuarios” dando a conocer lo que se le instruyó a las distribuidoras, respecto a las facturas que comenzarán a llegar a los hogares a partir de mediados de septiembre.

   A partir del primero de abril pasado, el Enargas dispuso nuevos cuadros de tarifas para consumos de usuarios residenciales, comerciales e industriales, un efecto que no se sintió en el invierno de 2016 ya que el incremento de tarifas quedó anulado por la Corte Suprema.

   Esto determinó que recién en el ultimo tramo del año se pudiera readecuar el sendero de precios del sector, tras concretar las respectivas audiencias públicas sobre los distintos componentes tarifarios: el precio de generación, el de transporte y el de distribución.

   El aumento del 1 de abril incluyó una suba de 10,2% en el precio del gas en boca de pozo, de 3,42 a 3,77 pesos por millón de BTU (unidad térmica británica) y un ajuste parcial, de cerca de 30%, para los servicios de transporte y distribución.

Fuente: Rosario3

0
0
0
s2sdefault