Para poder ver los partidos, los asociados deben pagar como mínimo 300 pesos más el abono básico de cable. Además, los abonados tendrá un costo extra para adquirir los codificados que dependerá del sistema que elijan.

   El fútbol codificado comenzó el fin de semana próximo pasado en Argentina y sólo el 8 por ciento de los asociados al servicio de televisión por cable decidió pagar 300 pesos extras para poder ver los partidos.El costo se incrementa en la adquisición del equipo codificador dependiendo del sistema que se escoja: analógico o HD.

   De un total de 8 millones de abonados al cable que hay en el país, sólo 650 mil usuarios decidieron contratar el servicio para ver la Superliga.

   El argentino, acostumbrado a ver las trasmisiones de manera gratuita en canales abiertos durante 8 años, se muestra en contra de pagar por el servicio en un principio.

   Fox y Turner, empresas ganadoras de la licitación de los derechos de transmisión en marzo de este año, se reparten por partes iguales los 392 partidos de la Superliga de Argentina.

   Desde agosto entraron en vigencia las nuevas señales de TNT Sports y Fox Sports Premium. Tienen contenido propio las 24 horas, repeticiones de los partidos y tres programas de análisis y debate.

Fuente: ImpulsoNegocios

0
0
0
s2sdefault