El calor que empezó a apretar desde el lunes pero tendría los días contados. Según el meteorólogo Oscar Monjelat no hay probabilidad de lluvias para los próximos días, pero el ingreso de ráfagas desde el sur provocaría un cambio “en seco”.

   Este lunes y martes las temperaturas superaron los 34 grados en la ciudad y para hoy se espera una panorama similar. Pero el calor tendría los días contados. Anticipan una posible “tempestad de polvo” que haría descender la temperatura. Se trata de ráfagas intensas del sur que levantan tierra. ¿Cuándo?

   El meteorólogo Oscar Monjelat, director del grupo Caza tormentas del Sur, explicó que la suba abrupta de la temperatura es normal en esta época del año e incluso llamó la atención que el mes de noviembre tiene registros de hasta 40 grados de máxima.

   De acuerdo a su pronóstico, para este miércoles se espera otro día de mucho calor, con máximas de hasta 35 grados. La ¿buena? noticia es que para el fin de semana la temperatura bajará considerablemente. Ya hacia la noche del miércoles, estimó, se espera que el tiempo cambie “en seco”; es decir que ingresen a la zona vientos del sur que refrescarían el ambiente.

   Monjelat no descartó una “tempestad de polvo”; esto es ráfagas intensas que levantan tierra y pueden reducir la visibilidad. Así, desde el jueves comenzará una seguidilla de mañanas frescas y jornadas agradables de aproximadamente 10 grados de mínima y 30 de máxima.

Fuente: Rosario3

0
0
0
s2sdefault