Las fuerzas vivas de la provincia mediterránea agradecieron la ayuda de sus pares santafesinos en el control del incendio en Guasapampa. El Cabo 1° Miguel Rubiolo, de Sastre, formó parte de la Brigada Forestal.

   Tras llegar al tercer día de calma y guardia de cenizas en la zona de Guasapampa, donde el fuego se llevó miles de hectáreas, bomberos, pilotos, policía y Defensa Civil, despidieron y agradecieron a los bomberos de Santa Fe por el apoyo, mientras siguen las guardias en el sector.

   En el lugar trabajaron 140 efectivos junto a cuatro aviones hidrantes para sofocar uno de los incendios más grandes e incontenibles que sufrió la provincia en lo que va de 2017.

   Desde el pasado miércoles, el Cabo 1° Miguel Rubiolo, del Cuerpo Activos de Bomberos Voluntarios de Sastre, junto al Cabo 1° Lisandro Bordione, de San Genaro, y el sub oficial Principal Rubén Barraud, de San Jorge, viajaron a la localidad cordobesa de Villa de Soto para integrarse a la Brigada Forestal.

Fuente: El Diario de Carlos Paz

0
0
0
s2sdefault