El proceso de donación multiorgánico con características inéditas tuvo lugar en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez de Rosario. Los órganos ablacionados permitieron dos trasplantes múltiples de alta complejidad y un tercero de corazón.

   El Ministerio de Salud provincial, a través del Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos y Tejidos (Cudaio), informó que se realizó un proceso de donación multiorgánico con características inéditas, ya que los órganos ablacionados permitieron dos trasplantes múltiples de alta complejidad, además de un tercero de corazón.

   El mismo tuvo lugar este martes en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) de Rosario, a partir del fallecimiento de un joven que pudo ser donante de riñones, corazón, hígado y páncreas. A partir de estos órganos ablacionados, tres pacientes de la lista de espera del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) pudieron trasplantarse: uno de hígado y riñón, otro de riñón y páncreas, y el tercero de corazón.

   El director de Cudaio, Martín Cuestas, destacó que “es la primera vez que en nuestra provincia se produce un proceso con esta particularidad, en la que a partir de un solo donante se logren dos implantes múltiples", es decir, en los que el paciente recibe dos o más órganos al mismo tiempo.

   "El logro es consistente con la creciente calidad del trabajo profesional que realiza tanto el personal de la coordinación operativa de Cudaio como de las unidades de procuración de los hospitales donantes”, agregó.

   Los tres trasplantes se hicieron en efectores de otras provincias, por lo que fue necesario un operativo especial en el aeropuerto de Fisherton para la llegada y partida de los tres equipos médicos que se ocuparon de ablacionar y luego trasladar los órganos hacia cada centro de trasplante. La tarea contó con la colaboración de la Guardia Urbana Municipal de Rosario en la seguridad y la celeridad de todos los traslados entre el Heca y el aeropuerto.

Cerca de la marca Histórica

   Con los cuatro procesos de donación de noviembre, Santa Fe totalizó 68 donantes de órganos a lo largo de 2017. Gracias a éstos se pudieron realizar trasplantes a 178 personas de distintos lugares del país. Además, hubo 44 donantes de tejidos.

   En 2014, la provincia alcanzó la marca histórica de 70 donantes y un índice anual de 20,78 donantes por cada millón de habitantes. Cuestas expresó que “el logro de 2014 es el objetivo que nos proponemos alcanzar o superar ante cada comienzo de año. Y cuando decimos ésto no nos referimos específicamente a las cifras sino a la calidad, compromiso y profesionalidad en la procuración, ya que eso es lo que permite obtener más órganos de cada donante y beneficiar a más pacientes en lista de espera”.

   “Este año podemos destacar que son cada vez más los efectores privados que se incorporan a la donación y la consolidación de los núcleos de Rafaela y Venado Tuerto. Eso, junto al sostenimiento de la procuración en los hospitales que son tradicionalmente donantes, nos permite confiar en que a fin de año volveremos a tener un balance positivo, probablemente con una nueva marca histórica”, subrayó el director del Cudaio.

   Finalmente, Cuestas recordó que “de todos modos, la disponibilidad de órganos y tejidos en nuestro país sigue siendo insuficiente para cubrir la demanda en tiempo y forma, de modo que el desafío sigue siendo que la actitud donante siga creciendo en la comunidad médica y en la sociedad”.

0
0
0
s2sdefault