Luego de la Apertura de las sesiones ordinarias legislativas del presente año. Info-Plus, la columna de opinión de José Miguel Galetto.

CPN. José Miguel Galetto
 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fue un discurso como correspondía a un jefe de Estado en esa instancia: poner en conocimiento público el estado de la Nación con toda la trasparencia que prometió publicar con cifras luego de 80 días de gobierno.

Un repaso bastante duro- algunos lo definieron cruel- de la herencia recibida, aunque no de tono dramático apoyado por una segunda parte casi de igual demora (30 minutos), enumerando futuras acciones para medrar (acrecer) el país, con  la reconstrucción de un Estado desordenado, casi abandonado, abanicando un mensaje ya advertido en la campaña.

A manera de resumen de lo actuado en este interregno, que estuvo signado por la ansiedad de retomar el camino de la “normalidad” (término acuñado por el Pro), se puede puntualizar:

1) Desarmó el cepo cambiario y  bajó y eliminó retenciones al agro (al día siguiente de su asunción).

 2) Destrabó así el camino para aumentar las exportaciones.

3) Habilitó importaciones.

4) Dejó flotar libremente el dólar, asumiendo el aumento previsible de la divisa que no se escapó exageradamente.

5) Participó de los foros económicos internacionales y retomó el diálogo con naciones poderosas, en un raid de entrevistas apretadas en sólo tres días. Cumplió con lo predicho: “…relacionarnos con el mundo, dialogar con todos los países”.Vino el francés Hollande, el premier de Italia Renzi que hizo tratos con Ma. E. Vidal,  efectuó la visita pactada con el Papa (“visita de  Estado”) y se espera nada menos que al Pte. de EEUU. Obama, justo el día 24/3 que se cumplen 40 años del golpe militar (1976-2016), con ciertos recelos por reacciones inconsultas de sectores civiles opuestos a ese país.

Respecto a la visita al Papa, los medios pusieron de manifiesto fotos y textos que coincidieron con buena parte de la ciudadanía. En el sentido de que lo atendió fríamente, aunque prometió venir a la Argentina sin decir cuando. Contrapuestas, aparecen  imágenes riéndose con CFK, (lo que fue una constante) El recuerdo en Buenos Aires marcaba grandes diferencias.

Ahora titularon: “gesto adusto”… “Encuentro con sabor a poco”…. “Nada dijo Macri de haber hablado sobre el rosario regalado a Milagro Sala” (otro punto oscuro).  ¿Por qué, si Macri está en la misma línea en cuanto a pobreza 0 (cero) que requiere plazo, mientras se activa el agro – motor de la economía- para conseguir recursos a distribuir entre el 28 al 30% de pobres? ¿Acaso se lo tilda injustamente de “derechista, si está tratando de afianzar un capital político con los países cercanos y de Europa que le permita obtener ingresos para una economía desquiciada y atender su promesa? Esta duda, ocasionalmente puede salvarse por fragmentos de Carta de lectores de La Nación del 2/3 que transcribo con otra interpretación “Como persona dedicada al protocolo y ceremonial, quiero recordar la llamada <Visita de Estado>, la cual tiene lugar una sola vez durante el mandato de un jefe de Estado. Consiste en 1) recepción y rendición de honores muy breve(…) Honores de la Guardia Suiza. 2) Conversación entre el Santo Padre y nuestro jefe de Estado en una sala de ámbito solemne; nunca se realiza a agenda abierta como se dijo; el intercambio de palabras se da en la presentación de credenciales; en ella, el jefe de Estado invita al nuevo embajador a departir brevísimamente. Quizás las imágenes de otras audiencias puedan confundir.

Sin embargo, la ex presidenta de la Nación no hizo (nunca) la visita de Estado al Vaticano. –Fdo. Roberto S. Cava- Académico de Número de la Academia Argentina de Ceremonial. (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Macri apuesta ahora todo a una última jugada: acuerdo con los fondos buitres (holdouts) para lograr una “lluvia” de U$S, mientras confía y pide a los sojeros que, como contraprestación, aceleren la lenta liquidación de stocks. El otro pedido urgente es al Congreso para que apruebe las leyes que le permitan cerrar con el avejentado pero indomable juez Griesa. Todos quienes  entienden  y sin especular para sí valoran el hecho,  están esperanzados como Macri en esta solución de fondo. Le falta un voto de confianza.

0
0
0
s2sdefault