La columna de José Miguel Galetto.

Por CPN. José Miguel Galetto
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si insiste en su torpeza política, ese pueblo que lo votó esperanzadamente ganará la calle (…) despiértese señor presidente, usted conduce una nación, no una empresa”- Carta “La destacada” Jorge E. Funes Farrud- Abogado, doctor en Ciencias Jurídicas y Sociales. (Diario  La Capital 28/8/16)

Habla en parte con buenas intenciones, pero en términos muy duros que no coinciden con la personalidad del presidente. Como escribí hasta el cansancio sobre CFK y sus mentiras y trampas por vía de sendas cadenas nacionales,  no dejo de apuntar ahora el otro polo que para crupúsculos le servirán de graves injurias. Por ej., destaca que seguimos a la deriva sin definir el rumbo. “Macri carece del más mínimo liderazgo ?!!!, sólo llegó por una ex mandataria vedette de la corrupción… si tiene que rodar la cabeza de algún Aranguren que no le tiemble la mano; los tiempos se acortan…usted nos debe asegurar una vida digna como ciudadanos…usted sabe que existen sectores económicos muy fuertes que pueden y deben hacerse cargo de este momento crucial (o sea asumir las RSE.). No se trata de bancar a un  Ministro, sino tomar una medida de alto impacto negativo para sí y sacar a relucir el recálculo.

Miguel Ángel Broda (pariente lejano con perfil físico muy similar al prematuro desaparecido CPN Bartolo Boneto de Ma. Juana profesor en Instituto Alberdi) el 4/9 alertó sobre el endeudamiento masivo del gobierno y advirtió que estamos a semanas de tocar fondo y consideró que “con el gobierno de Macri y hemos regresado a ese deporte nacional que es el endeudamiento. Alertó que “de ninguna manera se ha superado el problema de la inflación. Me resulta llamativo el panorama negro que pinta, siendo que siempre fue razonable y debería agregar que, sí se recurre a deudas razonables de bajo interés y largo plazo, se evita acentuar el déficit fiscal con emisión, la cual infla más la inflación. El que sí acompaña números a su crítica es Miguel Bein (funcional al gobierno kirchnerista) desde la macroeconomía: “La caída en la actividad y el salto en la inflación, provoca una economía en recesión, donde los agregados monetarios crecen un 20%, mientras el PBI nominal lo hace al 40% (…) matemática pura: si la inversión es sólo una cuarta parte del consumo privado, el impacto negativo es imbatible a corto plazo… a menos que el repunte en la inversión sea equivalente a 4 veces la caída en el consumo” Le contesto que justamente Macri viaja por el mundo buscando inversiones para llenar ese faltante. Y ruega a las multinacionales – que conoce muy bien- que compitan e inviertan en capital de trabajo. Si falta aún confianza, tampoco  los industriales argentinos se animan a invertir. Y esa confianza merece tiempo para instaurarla: La que no le dan los industriales enriquecidos. De Mendiguren, empresario de élite era uno de los aplaudidores chupamedias que recibía prebendas de CFK.Y ahora protesta contra la tesitura del gobierno que es  avanzar y volver a arreglar el error si se equivoca. P.  a Ud. lector ¿no le parece mejor esperar con transparencia en las medidas, (si es consciente del “despelote” económico recibido) o quiere la cómoda del populismo subsidiario que roba al país.  Es cierto que debe recomponer fletes alto del transporte (los FFCC. se oxidados erar Menem) y distribución de gas y electricidad. Macri arrastra en su contra más que la política, la economía deficiente alentada por paros gremiales.

Mi Opinión: Es cierto que la personalidad de Macri no es la de un líder que quiere perpetuarse. Por ahora. No siempre se nace líder; más bien se hace con el tiempo. Sigue fiel a su imagen dialoguista y flexible y no necesariamente debe convertirse en un orador eximio. Hace días fue lapidario ante pedidos desubicados: no se abrirán las paritarias. Eso ya es propio de una personalidad. Y creo le falta estar más cerca de su gabinete para coordinar medidas. No derivar tanto en los problemas domésticos. Es cierto que como Presidente anda por China para equilibrar la balanza comercial. Argentina manda porotos de soja e importa tecnología de China. Si no hay insumos en el país, no se puede invertir para producir con valor agregado y enviar aceite de soja. Una especie de organización, respondiendo a la cabeza eso sí. Luego el equipo coordinado y con control (un auditor nombrado). Eso le critican!!! Por ahora. Vendrán tiempos mejores para nuevas industrias y más empleos. No es justo desestabilizar a quien prioriza un país, de modo de obtener recursos para luego distribuirlos parte a los pobres. Como Juan Carr, “creo en la pobreza cero para 2020.” Pero con la ayuda del Estado.

0
0
0
s2sdefault