Luego de la remontada histórica del equipo de Mesi en la Champions league, presetamos la columna de opinión de José M. Galetto.

Por CPN. José Miguel Galetto
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

   Los conocidos 3 de punta en posición nº 7-Messi (argentino), nº 9 Suárez (uruguayo) y Neymar-Nº 11 (brasileño) representan en la metáfora al grupo económico. Y ojalá se entienda este último cada vez más para beneficio del sur mundial, como lo hacen en una cancha de fútbol los 3 nombrados.

   Tuve la premonición de que sería un partido emotivo, al margen de seguro bien jugado. El Barça tenía 4 goles en contra del partido de ida. Sería una epopeya lograr revertir tal diferencia ante un equipo con un Cavani (uruguayo) de selección. Y precisamente este convirtió a los 60´ estando abajo 3-0, poniéndose en el global 5-3. En una primera etapa muy favorable al local, con un equipo francés timorato refugiado por convicción más que por obligación en su propia área, ya había recibido 3 goles, uno de penal convertido por Messi y “fabricado” por Suarez que el juez benévolo convalidó.

   Por eso se justifica el abrazo del técnico francés con todos sus colaboradores, pues tenían otros 2 goles a favor. Casi descontado que tenían la clasificación en el bolsillo: para llegar a los penales le faltaban al Barça y debía convertir 3 más para ganar. Y ahora mi opinión junto a la crónica final: la épica de un equipo reconocido como el mejor del mundo se dio, por la convicción que le faltó a su oponente. El bajón anímico después del 5-3, le costó superarlo demasiados minutos, a pesar de no renegar de su exquisito juego. Absorbidos Messi y el combativo Suarez en el “embudo” francés, faltando 8 minutos, reapareció Neymar la figura excluyente.

   Sí, porque había sido ya figura, apareciendo por la derecha y estando presto a recibir abierto a .la izquierda sin perder una sola pelota. Y llegó el derechazo fulminante desde 25 mts. con cierta comba a lo Messi, inatajable.Ahora 4-3 y contrarreloj. De ahí al final, la TV. se cansó de enfocar a Neymar, con una potencia y decisión encomiable, portando a sus espaldas a todo el equipo. Corrió en el área y resbalando el marcador, aparentó que lo enganchaba y el juez cobró otro penal dudoso. Para Messi? No, según comentario de Valdano se lo cedió a Neymar como reconocimiento por su gigantesca actuación. Algo de eso pudo ser. Opino que “ la Pulga ” es muy emocional y no estaba en su mejor forma. Ante la responsabilidad mayúscula le dio la pelota a Neymar que la colocó   5-1 sobre la hora. Adicional: 5´. Faltando 15 segundos con el arquero jugando en media cancha y para coronar lo inaudito, el propio Neymar, desde la derecha despidió el último centro que algo pasado conectó Sergi Rto. “Neymar 6”-PSG 1. Apoteótico.

0
0
0
s2sdefault