La norma, sancionada por el Concejo Municipal, establece la división de ocho barrios. En la segunda etapa se elegirán a los representantes de cada sector. Serán los encargados de los vecinos en la sala legislativa.

   El Concejo Municipal de Sastre y Ortiz aprobó la constitución de las Juntas Vecinales, que fija la reglamentación, organización, y funcionamiento de estas comisiones, que estarán integradas por representantes de los barrios de la ciudad Cabecera del departamento San Martín.

   La iniciativa fue presentada por el bloque del Frente Progresista, con el fin de poner nuevamente en marcha las agrupaciones barriales que había arrojado muy buenos resultados en la década de los años 80, siendo de gran ayuda para el Ejecutivo.

   En los considerandos, los autores remarcaron el inciso 7 del artículo 39 de la Ley Orgánica de Municipios que le atribuye al Concejo, “establecer la división del Municipio para el mejor servicio administrativo y crear Comisiones Vecinales, debiendo reglamentar sus facultades”. Asimismo, indicaron que la participación ciudadana “es un deber y un derecho.

   La norma establece ocho zona geográfica que agrupan a los barrios de la ciudad, quedando de la siguiente manera: El barrio suroeste (delimitado por Av. San Martín y Av. Mitre), barrio noroeste (delimitado por Av. San Martín y Av. Belgrano), barrio noreste (Av. Belgrano y Av. Gral. López), barrio sureste (Av. Gral. López y Av. Mitre), Barrio Belgrano (Estación Chica), barrio Consorcio-Virgen del Carmen, Kilómetro 465 y el barrio San Martín.

   De acuerdo a lo aprobado, entre los objetivos de las Juntas Vecinales, se destaca la participación cívica y comunitaria que contribuya al mejoramiento del vecindario en lo cultural, social, deportivo y toda otra cuestión que haga al interés comunitario. También deberán colaborar con el Municipio en el logro de objetivos comunes y en el cumplimiento de normas vigentes, comunicar al DEM y al HCM las inquietudes y problemas de los vecinos, como así también sus propuestas de solución.

   Las comisiones barriales deberán informar al Ejecutivo acerca de las necesidades de cada barrio, verificar las prestaciones de los servicios, estimular la parquización y embellecimiento del barrio, actuar como órgano consultivo del barrio canalizando la información e inquietudes entre Municipio y vecinos, entre otros. Además, tendrán asegurado su derecho a voz en el Concejo Municipal, cuando se traten temas de su interés, previa solicitud a los miembros del Cuerpo.

   En cuanto a su implementación, la primera etapa ya se realizó durante la inactividad del Concejo. En su momento, los concejales del bloque oficialista mantuvieron encuentros con los vecinos de todos los barrios para presentar el proyecto con una gran aceptación de los vecinos.

   Para una segunda etapa, está prevista la elección de los representantes de cada barrio que participarán de la reunión del Ejecutivo. Y en la última etapa, cada barrio elegirá por voto popular a una comisión, que se renovará anualmente y que tendrá un contacto más directo con el Municipio y dentro de la sala “Raúl Cragnolino”.

   Las comisiones se reunirán una vez por mes, en un lugar a convenir, junto a los miembros del Ejecutivo y del HCM, para presentar propuestas, inquietudes y quejas.

   “Aquellos vecinos que tengan inquietudes o proyectos, la junta vecinal le va a dar ese marco legal para que hagan su aporte. También podrán debatir ideas de las realidades que les toca a vivir a cada barrio”, señaló el presidente del Concejo, Edgardo Figueroa.

   En tanto, Oscar Cagliero insistió en la necesidad que los ciudadanos formen parte de las comisiones. “Que la gente no tenga miedo en participar, porque de esa forma se crean nuevos dirigentes. Participando barrialmente también van a estar participando para toda la comunidad”, remarcó el edil radical.

0
0
0
s2sdefault