El kinesiólogo Juan Pablo Garilgio te explica el método con agujas para tratar del dolor que genera los “puntos gatillo”.

 

 

   La punción seca o dry needling, es una técnica invasiva que utiliza agujas de acupuntura para el tratamiento del dolor miofascial, síndrome producido por los puntos gatillo.

   Es invasiva, ya que las agujas penetran la piel, presionando y contrayendo el punto gatillo para desactivarlo y así disminuir el dolor que éstos producen. 

   Los puntos gatillo son zonas débiles del músculo y muy sensibles a la palpación, que por lo general se forman en los músculos que mantienen nuestra postura. Ellos se originan cuando varios sarcómeros (regiones donde se produce la contracción del músculo) quedan en contracción.

Tipos de puntos gatillo

   Existen diferentes tipos de puntos de gatillo, o éstos pueden estar en diferentes estados. A continuación, enumeraremos y explicaremos brevemente cada uno de ellos:

• Punto gatillo activo: es siempre doloroso y tiene una respuesta de espasmo local a la presión. No permite el estiramiento completo del músculo y lo debilita. Puede producir dolor en zonas alejadas al punto donde se palpa (dolor referido).

• Punto gatillo latente: solo duele cuando es palpado.

• Punto gatillo central: íntimamente relacionado con las fibras musculares que no funcionan bien. Se localiza cerca del centro de la fibra muscular.

• Punto gatillo clave: responsable de la activación de uno más puntos gatillo en la misma zona en el que se refiere el dolor.

• Punto gatillo satélite: punto de gatillo que se activa por un punto gatillo clave. Cuando se desactiva el punto gatillo clave los puntos de gatillo satélites también lo hacen.

• Punto gatillo primario: es el activado por un movimiento repetitivo o por una sobrecarga aguda o crónica sin que medie otro músculo en su activación.

   Como ya dijimos, la punción seca utiliza una aguja de acupuntura directamente sobre el punto gatillo. Es importante destacar que no se le infiltra ningún tipo de sustancia. 

   Lo esencial es ubicar el punto gatillo. Cualquier estimulo mecánico como la compresión, contracción o el estiramiento de un músculo que provoque dolor referido sugiere la presencia de un punto gatillo irritable.

   La aguja, una vez ubicada en el punto gatillo, puede considerarse una herramienta palpatoria de prolongación de los dedos del fisioterapeuta gracias al denominado efecto “varilla”: la aguja entra y sale del punto de gatillo, y con la misma aguja se aprecian los cambios en la firmeza de los tejidos atravesados por la aguja, e incluso sentir si la aguja ha acertado o no en la ubicación del mismo.

   Existen 2 grandes grupos de técnicas en la punción seca:

Punción superficial
Consiste en la introducción de la aguja de acupuntura en la piel y en el tejido celular subcutáneo que recubren el punto gatillo a una profundidad máxima de 1 cm, sin llegar a penetrar en el músculo. En ocasiones, puede ser necesaria la estimulación de la aguja una vez que ha sido introducida en el tejido subcutáneo.

Punción profunda
Consiste en la punción de los puntos gatillo situados en la musculatura profunda, por ello las agujas deben introducirse hasta entrar en contacto con el punto gatillo. El tamaño de la aguja que se va a emplear se determina de acuerdo a la profundidad del músculo en el que se encuentra el punto gatillo.

   Dentro de la punción profunda podemos encontrarnos con diferentes técnicas que difieren entre sí, sobre todo en el nivel de agresividad. Una vez que la aguja se encuentra dentro del punto gatillo va a ser necesaria su estimulación que se puede realizar, introduciendo y sacando la aguja del punto gatillo o haciéndola girar, etc. Después de la técnica de punción hay que realizar otro tratamiento superficial (frío, movilizaciones, elongaciones, contracciones del músculo, etc.) con el fin de mejorar la efectividad de la técnica.

   Razones para el fracaso del tratamiento de los puntos gatillo mediante punción seca.

   La punción seca es una técnica muy válida a la hora de tratar los puntos, sin embargo, existe cierto porcentaje de fracaso que es importante conocer.

Razones para el fracaso
1. No atender a los factores de perpetuación del problema, como por ejemplo unos malos hábitos posturales.
2. Tratar un punto gatillo latente en vez de uno activo
3. Tratar la zona de dolor referido en vez del punto gatillo, esto solo aliviará momentáneamente los síntomas.
4. Introducir la aguja cerca del punto gatillo e incluso en la banda tensa pero no acertar en el lugar exacto.
5. Usar una aguja demasiado fina que puede ser apartada por los nodos de contracción.
6. Infiltrar una solución irritante (teniendo en cuenta que en ocasiones los doctores trataban los puntos gatillo inyectando diferentes sustancias).
7. La no realización por parte del paciente de los ejercicios domiciliarios indicados por el fisioterapeuta.

   La punción seca es la técnica de elección cuando hay puntos gatillo activos que están relacionados directa o indirectamente con el dolor del paciente. Sin embargo para algunas personas la técnica puede no ser la más indicada, ya sea por contraindicaciones absolutas o relativas. Dentro de las contraindicaciones absolutas estarían:

• El miedo exacerbado a las agujas
• Problemas de coagulación por parte del paciente
• Alergia a los metales
• Ciertas fases del embarazo
• Punción sobre zonas de la piel con heridas, infecciones o tatuajes.
• Falta de preparación o formación por parte del fisioterapeuta en la técnica.

   De estas contraindicaciones es importante recalcar la última, ya que la falta de preparación del que la aplica puede ser un alto elemento de riesgo y además, un impedimento para el éxito del tratamiento.

Conclusión

   La punción seca es una técnica realizada actualmente con frecuencia en fisioterapia a pesar de que tiene mucha relación con la milenaria acupuntura, tanto es así, que gran cantidad de puntos de acupuntura y puntos gatillos miofasciales coinciden, lo que ha creado muchas discusiones entre fisioterapeutas y practicantes de la medicina tradicional china, pero los objetivos y la filosofía detrás de la utilización de la punción seca por terapeutas físicos no se basa en las teorías o principios de la medicina tradicional china antigua, la punción seca moderna se basa en la neuroanatomía y el estudio científico occidental moderno de los sistemas musculoesquelético y nervioso. La investigación apoya que la punción seca mejora el control del dolor, reduce la tensión muscular, normaliza la disfunción bioquímica y eléctrica de las placas motoras, y facilita la rehabilitación activa.

Juan Pablo Gariglio
Lic. En Kinesiología y Fisiatría (M-700)
Especialista en Kinesiología Deportiva

0
0
0
s2sdefault